lunes, 2 de noviembre de 2015

Crónica Stratovarius - Barcelona 28/10/2015


Texto: Jaime Ait - Fotos: Jaime Ait – Iris García


Cinco años han pasado desde la última vez que vi a los fineses en concierto. En aquella ocasión venían acompañando a Helloween cuando estaban presentando su disco 'Seven Sinners', y Timo Kotipelto pasaba por una afonía que le había hecho cancelar el show en Madrid y en Barcelona casi todo el set list lo cantó el público. 



En esta ocasión venían como cabezas de cartel en su gira de presentación de su flamante ‘Eternal’. Dos bandas acompañan a Stratovarius en su gira europea: Divine Ascension y Gloryhammer. Ambos grupos eran para un servidor totalmente desconocidos. 


El tráfico de Barcelona y el poco espacio de aparcamiento me hicieron llegar con el primer concierto, el de Divine Ascension, en su recta final. Apenas 3 canciones enteras pude disfrutar de los australianos que presentaban su segundo disco, ‘Liberator’. Lo que vi me dejó buen sabor de boca y me anima a seguirlos. Su cantante, Jennifer Borg, tiene madera de frontman y supo ir calentando motores a una Razzmatazz 2 aún a mitad de capacidad.


El siguiente grupo, Gloryhammer, fue toda una revelación. Una puesta en escena cuidada, con disfraces de estilo medieval (un guerrero, un bárbaro, un caballero y dos magos… como si de Dragones y Mazmorras o Warhammer habláramos) presentando su disco 'Space 1992: Rise of the Chaos Wizards', también su segundo LP. Su cantante, Thomas Winkler, derrochaba carisma a raudales y supo meterse en el bolsillo al público, entre los que contaba con bastantes seguidores que coreaban las canciones. 

Practican un power metal épico con toques folk que me resulta agradable y que anima a corear y disfrutar del concierto. Temas como ‘The Hollywood Hootsman’ o ‘Legend of the astral hammer’ me convencieron para acabar de comprar el disco y llevármelo a casa. Destacar que su teclista desempeña también su labor en ‘Alestorm’.

Puntuales como los relojes suizos, Stratovarius hicieron acto de presencia a las 21:30 comenzando el concierto con la ya conocida ‘My eternal dream’ de su último LP ‘Eternal’, disco que he de decir que me está gustando más de lo que esperaba. Tras el arranque continuaron con ‘Eagleheart’, ‘Against the wind’ y ‘Save Our Souls’. 

Son temas que todos celebramos ya que pertenecen a la época dorada del grupo. Sin embargo, he de decir que no sé muy bien el motivo, pero Timo Kotipelto no estuvo afinado en ellos, no llegando a algunas notas. De todos modos sirvieron para que el público asistente, ya abarrotando la sala, las cantara con ganas.


Con ‘Lost without a trace’ desgranaron otro tema de ‘Eternal’ y aquí ya se le debió templar la voz porque, a parte de resultar un temazo, encarriló ya el resto del concierto, dando paso a ‘Phoenix’, que la bordó. Lauri Porra nos sorprendió a todos los asistentes con un solo de bajo que derivó en el himno ‘Els Segadors’ que fue ampliamente coreado por la sala. 

‘Paradise’ es uno de mis temas favoritos y lo bordaron. Muchos dirán que se echa de menos a Tolkki, pero Matias está demostrando ser un enorme guitarrista que aún nos va a sorprender mucho. Con ‘The lost saga’ volvieron a Eternal, atreviéndose a desgranar un tema de casi 12 minutos de duración que resultó una maravilla en directo. A continuación ‘Unbreakable’ fue la única representante del álbum ‘Nemesis’ para dar paso a Jens Johansson y su delirio al teclado, dejando claro que es un elemento indispensable en el sonido de los fineses y enlazándolo con la apoteósica y esperada ‘Black Diamond’. 


Tras esto nos quedaban los bises, que comenzaron con ‘Forever’ de ‘Episode’, un tema que casi siempre canta el público, todo un himno en forma de balada acústica. Con ‘Shine in the dark’ volvían al último disco y la despedida con ‘Hunting high and low’ poniendo patas arriba a Razzmatazz, picándonos a ver si éramos más ruidosos que Bilbao o Madrid a la hora de corear el estribillo.

  
Una gran noche de metal en Razzmatazz 2, con tres grupos de gran calidad. Destaco la sorpresa de Gloryhammer y la vuelta esplendorosa de Stratovarius a sus mejores momentos. 

Aquí tenéis unas cuantas fotografías más del evento:











No hay comentarios: