sábado, 19 de noviembre de 2016

Crónica Kilmara - 12 noviembre 2016

Sala Reaper – 12 de noviembre de 2016 – Barcelona


Últimamente estamos muy acostumbrados a que si surge una noticia relacionada con una sala de conciertos o de un bar musical, ésta dice que va a cerrar (especialmente si están dedicados al rock, metal y demás familia).


Pues el pasado 12 de noviembre la noticia era lo contrario. Un nuevo bar musical dedicado al metal abre sus puertas en Barcelona: la Sala Reaper. Ubicada en una zona bastante céntrica, entre la plaza de España y la plaza de Sants, con bastante facilidad de acceso.
Además,  su inauguración venía acompañada de un concierto gratuito a cargo de Kilmara y la sesión post concierto a cargo de DJ Katabatik.

Así que desde Ondas Subversivas nos dirigimos hacia allí para vivir en persona el ambiente durante la fiesta de inauguración y, cómo no, volver a disfrutar de Kilmara en directo.

Como la zona de bar llevaba abierta desde las 18h, el acceso no se hizo esperar; de hecho nos dio tiempo de sobra para ver el ambiente y tomar alguna copa antes de descender a la sala de conciertos en sí. 

El bar estaba bastante lleno, entre gente que aguardaba para el concierto, gente tomando algo, amigos y miembros de Kilmara…

La sala al entrar da sensación de ser pequeña, pero tiene un aforo de 240 personas. Tiene algunas columnas que podrían entorpecer la visión en caso de un aforo completo, pero es bastante diáfana. El escenario, para lo visto en otras, es bastante amplio y ya estaba repleto con el atrezzo de Kilmara.


Con mucha puntualidad, la banda subió al escenario: Kike, Javi, John, Dídac y el más reciente miembro, su vocalista Dani Ponce, que ya vimos en el Doctor Metal Fest VIII el pasado mayo junto a Chino Banzai y Picture.

Con la tripleta elegida para comenzar, “Don’t fear the wolf”, “Vampire of love” y “October leaves” pudimos constatar lo bien que se ha integrado Dani en la banda y la gran versatilidad de su voz, haciendo suyos los temas sin perder la esencia original.

Es sorprendente ver lo bien que suenan Kilmara, a la altura de grandes nombres de la geografía nacional, y el poco reconocimiento que se les da en nuestra prensa. Las guitarras de Kike y John suenan contundentes y afiladas, con ritmos pegadizos y una pátina de power metal bien entendido. El bajo de Dídac se escucha nítido y Javi es el metrónomo del grupo, preciso y atronador.


“Cold rain” es uno de mis temas favoritos de toda su discografía, al igual que “Fantasy”. Y es que ‘Love songs and other nightmares’ posee canciones que deberían ser el punto de partida para futuros discos. Además, es cuando Dani demuestra que se le quedan un poco ‘cortos’ para su rango vocal, rasgado y hard rockero que pide virtuosismo.

Hablando del sonido de Reaper, en general me sorprendió para bien, con algún altibajo en los volúmenes de la voz, especialmente en los micros de los coros. Lo peor, en mi opinión, fue la iluminación. Las luces eran todas desde detrás, provocando en ocasiones un efecto de demasiada oscuridad por la contraluz, que podría subsanarse poniendo algunos focos que iluminen frontalmente.

El set list se compuso de catorce cortes que podréis ver en detalle al final del artículo, de los que voy a destacar tres. El primero de ellos es el tema más fiestero y cervecero de Kilmara: “Alpha”. 
Una canción con tintes casi folk y que incita al público a corear su sencillo estribillo ‘Aplha, alpha, I like aaaalphaaa’. Me voy a mojar… esta quedaba mejor antes, con Wolf… no sé si porque le veía más cervecero que a Dani, je, je… 
No es un tema que me guste especialmente (ni antes ni ahora), pero conecta muy bien con el público y es puro divertimento. El siguiente es ‘Show me the way’, que me encantó cómo quedó, reafirmando la nueva dimensión que alcanzan los temas antiguos con Dani interpretándolos. Por último, el tema con el que cerraron: “Time flies”. Y es que si Kilmara demuestran que son ellos y no se rigen por modas ni nada es por cosas como esta. Pocos grupos son capaces de cerrar un concierto con una balada y dejar el listón alto. ‘Time flies’ es una power ballad con la que también ponían broche a su último disco y, a parte de su significado, me encanta.

En definitiva, otro gran concierto de esta gran banda. El aforo estuvo muy bien, con la sala llena en dos terceras partes que se mantuvo hasta el final, pero también es impreciso medirlo ya que, como era gratuito y con la inauguración de la Reaper, había gente que se acercaba a verlo un rato y luego volvían arriba. También hay que decir que sólo en Barcelona había varios conciertos más, entre ellos el de Amon Amarth que se debió llevar la mayor parte del público heavy de la ciudad.


Set-list:
Don’t fear the wolf
Vampore of love
October leaves
Cold rain
Usual strangers
Believe
Fantasy
Blindfold
Let sadness be destiny
Break up
Alpha
Show me the way
Don’t step back
Time flies.

No hay comentarios: