viernes, 10 de febrero de 2017

Crónica Sylvania + Blind Desire + Dreams of agony

Sala Upload, Barcelona, 17-12-16
Texto: Jaime Ait / Iris García
Fotos: Jaime Ait

El pasado 17 de diciembre acudimos al que sería el último concierto del año y el elegido fue el que ofrecían los valencianos Sylvania, acompañados de las dos bandas locales Blind Desire y Dreams of Agony.

Nos pusimos en camino a la sala Upload, situada dentro del recinto del conocido Poble Espanyol de Barcelona. Tras la obligada odisea de búsqueda de aparcamiento, llegamos con el tiempo justo para ver ya comenzada la primera banda: Blind Desire.
Poco había escuchado antes de estos jóvenes debutantes que presentaban su maqueta titulada Undefeated/Darkened, que se compone de dos canciones que me sonaron muy pegadizas. Muy bien producidas estudios Dante de Israel Ramos (Alquimia, Amadeüs) y con una ilustración muy currada de manos de Joe A. Arca a modo de portada.

Si no me equivoco, llegamos durante la ejecución del segundo tema demostrando que su sonido es un power de tesituras melódicas de corte muy europeo. La primera canción que escuchamos entera fue Keeper of the Light, tema propio y que resultó algo deslucido por los problemas de sonido que nos acompañaron toda la velada.

La banda está compuesta por Ferran, a la guitarra solista y coros, Jaume a la batería, Oriol en teclado y keytar (instrumento que le permitía lucirse con desparpajo), Rubén a la guitarra rítmica, Sergi a las cuatro cuerdas (que además y curiosamente, iba descalzo durante el concierto) y la impresionante Judit (la más alta del grupo) a la voz.

Entre tema y tema se marcaron un par de versiones bien acogidas por el público: la Canción del pirata, popularizada por Tierra Santa y Full Moon de Sonata Arctica. Y de temas propios interpretaron, además, Night Thunder y Darkened para finalizar. 

En términos generales, fue un show correcto en el que se notaba la juventud e inexperiencia de la banda. Judit estuvo un poco estática en el escenario (¿nervios, quizás?), pero son cosas que si siguen por la senda seguro que podrán pulir y mejorar!

Tras ellos, saltaron al escenario Dreams of Agony, una banda también bastante joven (llevan en activo desde 2013) presentando su EP ‘The other side (of the mirror)’ y que se enmarcan en el metal sinfónico con voz lírica. 

La banda ha tenido cambios en su formación, siendo Leyna a la voz, Rubén a la guitarra solista, Arnau a la batería y presentando en directo a sus nuevos miembros, Jordi a los teclados y Bran al bajo. 

Siete fueron los temas interpretados, cinco de ellos temas propios y dos versiones. También tuvieron un problema bastante grave con la guitarra al inicio del concierto que afectó bastante durante la interpretación de Siren’s Damnation y Divine Tragedy.

Durante las canciones tuvieron la colaboración de una segunda voz femenina, que se encargó de los guturales (no la conozco, pero la presentaron como Ana) dando contrapartida a la operística voz de Leyna. No me gustan mucho las bandas de este estilo, cosa ya sabida,  y debo decir que noté ciertas carencias en la voz de Leyna sobretodo en el control de las notas más altas, así como que resultaba totalmente inaudible cuando cantaba con voz normal (cosa que deslució bastante la versión de Over the Hills and far away de Gary Moore tocada al estilo Nightwish)

Los que sí sorprendieron para muy bien fueron la batería, que sonaba brutal bajo las baquetas de Arnau, los teclados de Jordi y el desparpajo y actitud de Bran a las cuatro cuerdas que parecía mentira que fuera su primer concierto. Habrá que seguirles la pista para ver qué tal evolucionan ya que, como he dicho, son jóvenes y tienen aún mucho que decir.

La noche de los problemas de sonido parecía no tener fin. Así comenzaban Sylvania con un problema que hizo inaudible la intro y que retrasó el inicio del concierto. Esto provocó que el set list inicial tuviera que ser recortado un par de canciones para así poder cumplir con el tiempo que la sala permitía.

Al fin comenzaron con ‘A través de los siglos’ y los allí congregados pudimos disfrutar de la calidad de estos valencianos. Ya los había visto en mayo junto a Opera Magna y debo decir que esta noche me gustaron mucho más. Sobretodo Alfonso a la voz, mucho más en la labor de frontman y bordando los temas.

Sonaron ‘Un mundo feliz’ y ‘La princesa prometida’ para dar paso a ‘Hijo de la luna’ de Mecano con el estilo que Stravaganzza y Leo Jiménez nos dejara alucinados. Muy bien interpretados. Noté un poco serio a Álvaro en el bajo, pero cumpliendo con holgura y su buen hacer.

Alberto Tramoyeres es un guitarrista fuera de serie, auténtica alma de Sylvania y que ejecuta a la perfección las notas de este género como si no costase nada. Y qué decir de Sergio, a la batería, que se encarga además, de los guturales en temas como ‘La tentación del mal’ y agudos de soporte en ‘Desátame’ (cover de Mónica Naranjo y que es tan difícil de interpretar como bien lo hizo Alfonso, aunque se equivocase tres veces para entrar en la parte final de la canción y que solventó de manera divertida).

Los dos temas con los que finalizaron el concierto fueron ‘Luna quebrada’ que es ya su más exitoso hit reconocido por el publico asistente y ‘Transylvania’.

Como he dicho, el concierto quedó ‘acortado’ por la falta de tiempo y nos dejo a los asistentes con ganas de más. Mi más sincera enhorabuena a la banda y a la espera de un nuevo concierto.  Como nota al pie y teniendo en cuenta lo conceptual que es su último trabajo, me gustaría quizás verlos con un vestuario currado y que te pueda sumergir en la historia que Sylvania nos ofrece.

Por último, agradecer a Black Heaven por las facilidades para cubrir el evento.

No hay comentarios: