martes, 28 de febrero de 2017

Guadaña - Karma

Texto: Jaime Ait

Hoy ha amanecido mi día leyendo un 'artículo de opinión' acerca de la 'caspa' que abunda en el metal nacional. Un artículo con el que no estoy nada de acuerdo en las formas con las que está escrito, claramente despectivo. Quisiera resaltar una opinión dada por Pablo Casas, batería de Guadaña, durante la reciente entrevista para el programa de radio y es que 'la música debería unir'.
Y es que hay que pensar en positivo y valorar lo bueno que tenemos en nuestro panorama musical. Que lo hay... y cada vez más.

Tengo en mis manos el más reciente trabajo de Guadaña: 'Karma'.  Haciendo un poco de historia, Guadaña surgió de la disolución de la banda 'Huma' allá por 2010. Inicialmente la idea de Glory, Salva y Pablo era continuar con el nombre de la banda, pero por diversos problemas esto no pudo ser y de las cenizas surgió Guadaña, junto a Jacob y Ramón para cerrar la formación. Dos discos, 'El grito del silencio' y el aclamado 'Deryaz' les han servido para hacer germinar la semilla y que el brote haya salido fuerte.

Ahora mismo la banda está compuesta por Glory y Salva a las voces, Pablo a la batería y Juanma y Nael sustituyendo a Jacob y Ramón en la guitarra y bajo respectivamente. Abandonando temporalmente el hacer un trabajo conceptual que habían creado con 'Deryaz', en 'Karma' nos encontramos un disco en el que las canciones son independientes pero que, sin embargo, mantienen una temática común de superación que le da una homogeneidad muy buena.

Musicalmente, Guadaña han sabido ir creando un sonido propio en un estilo en el que es difícil ser innovador. Partiendo de una base heavy metal clásica en 'Karma' han sabido sintetizar de manera magistral todo lo que ya habían ido poniendo en práctica en sus discos anteriores, conjugando power metal, thrash metal, toques de electrónica y metal progresivo o hardcore sin que suene un pastiche. Todo está muy bien estudiado en este Karma.

Y nos encontramos con trece temas que, a priori, pueden hacer parecer demasiados, pero os aseguro que los 59 minutos del disco pasan volando. Rompiendo con los esquemas últimamente muy comunes, el disco no comienza con una intro, sino con 'Aún sigo en pie' en la que ya podemos escuchar un poco de los ritmos electrónicos de los que hablaba. La presencia del bajo en este tema es brutal. Un tema que va creciendo con Glory en una tesitura clásica y la caña de Salva como contrapunto.

Con 'Ser uno mismo' me encuentro con uno de los temas que más me está enganchando, quizás por lo pegadiza en sí que es, o ese toque a lo Saratoga que tiene el estribillo. Los samplers en este tema han sido compuestos por Jacob y, curiosamente, en este tema Salva canta menos agresivo y queda genial también.



Como es habitual, no voy a hacer un análisis tema a tema, pero sí quiero hablar de algo que me ha parecido muy interesante, y es que cada canción va unida a una filosófica frase de diversos autores que introduce el tema del que habla la canción. Por ejemplo, para 'Dios del trueno' la frase dice: 'La intimidación o maltrato construye el carácter como los residuos nucleares crean a los superhéroes'. Escrita o dicha por Zack W. Van, autor estadounidense de cómics y sufridor de acoso escolar en su infancia. Y es que en ese título, se esconde todo un himno de superación que les ha quedado genial.

Los temas que más caña reparten son, sin duda, los que marcan la innovación y peculiaridad de la que Guadaña hace  gala: 'El bosque' y 'Némesis'. La primera por hacer uso de elementos de música electrónica que quedan perfectamente integrados en el tema, y la agresividad de las voces. Y en el segundo, con la colaboración de Alberto Díaz, voz de Overdry, se convierte en un mano a mano muy burro con Salva, quedando un tema muy burro, dulcificado un poco por el estribillo de Glory.
En 'Karma' además, tenemos el primer tema en el que Salva toma el protagonismo total: 'El castigador'. En él encontramos, de nuevo, el potente bajo de Nael y el ritmo brutal que marca Pablo en la batería.

Y ya que hablo de colaboraciones, que son varias en este disco, hay que hablar de la canción homónima del disco: 'Karma'. Siguiendo la estela de Avantasia o Legado de una tragedia, los gaditanos construyen el tema más largo del disco y que creo que más complicado será de ver en directo. Cuenta con las voces de Tete Novoa de Saratoga, Alfred Romero de Dark Moor y de Jose Vicente Broseta, de Opera Maga y Systemia, que se unen a las de Glory y Salva en un tema SUBLIME.

El cierre lo pone 'Dharma', donde Guadaña sacan a relucir su faceta progresiva y la verdad es que es  un tema complejo y con cambios de ritmo muy bien construido. Cuenta con la percusión oriental de Chiqui García que también se encarga del interludio musical 'Encrucijada'.

Un disco altamente recomendable que es, sin duda, el mejor trabajo de Guadaña y en general un disco dotado de una altísima calidad. Quiero hacer hincapié en la portada y el arte en general, desarrollado por Fernando Navarro que, portada a portada, se supera a sí mismo.  

Karma (2017):
1. Aún sigo en pie
2. Ser uno mismo
3. Reflejos
4. Dios del trueno
5. Nuestra revolución
6. Encrucijada (con Chiqui García)
7. ¿Víctima o verdugo? (con Justi Bala)
8. El bosque
9. Némesis (con Alberto Díaz)
10. El castigador (con Justi Bala)
11. Mientras duermes
12. Karma (con Tete Novoa, Jose V. Broseta, Alfred Romero  y Nando Perfumo)
13. Dharma

No hay comentarios: